16. SOBERANÍA ALIMENTARIA

Para asegurar la soberanía alimentaria, es crucial abordar las secuelas generadas por las políticas neoliberales que han impactado profundamente el campo mexicano. Los gobiernos del anterior régimen han dejado un panorama marcado por la desigualdad, la pobreza y un modelo productivo desequilibrado. La Cuarta Transformación ha dado pasos importantes hacia la soberanía alimentaria, destacando su compromiso a través de los Programas Nacionales Estratégicos, promovidos por el Conahcyt, que buscan reestructurar el sistema agroalimentario, afrontando desafíos como la precarización laboral en el campo y la alta dependencia de productos ultraprocesados, entre otros aspectos cruciales.

Es fundamental que, en un plazo inmediato, el país asegure la seguridad alimentaria como un derecho fundamental para comunidades y pueblos, preservando así su capacidad de producción de alimentos. Esto además de reactivar las economías locales, también reducirá el costo de la canasta básica y generará empleos en un sector vital para el desarrollo nacional. La problemática heredada de décadas pasadas exige un enfoque integral y políticas que aborden la producción de alimentos y promuevan la justicia social, la equidad en el acceso a recursos y la sostenibilidad ambiental. La apuesta por un sistema agroalimentario más diversificado y sustentable fortalecerá la independencia alimentaria y sentará las bases para una sociedad más equitativa y resiliente.

1

Profundizar y asegurar los programas de Bienestar y Sembrando Vida a los ejidos más necesitados


2

Rescatar las tierras de agricultores pequeños y medianos para restaurar el consumo local


3

Crear programas de biofertilizantes, bioinsecticidas y estimuladores para producción local o producción a nivel nacional


4

Apoyo del 80 por ciento de los gastos de producción para los productores menores de 10 hectáreas y el 70 para los productores mayores de 10, conservando los precios de garantía y el estímulo de 6,000 pesos que existe actualmente para los más necesitados


5

Iniciar el Programa Nacional Piloto para el Aumento de Producción de Alto Rendimiento para pequeños, medianos, comuneros y cooperativas de productores de semillas, hortalizas, arboles, etcétera


6

Trabajar a nivel escolar y en todos los centros educativos y hasta instituciones gubernamentales en la producción de huertos para consumo en el trabajo, en la escuela y en la colonia


7

Evaluar los Programas del Bienestar, más allá de los números, es decir críticamente; qué hace falta, qué falló del programa y cómo puede mejorarse. Lo mismo con el Programa Sembrando Vida


8

Ayudar a crear y desarrollar cooperativas, así como las redes de intercambio. A veces se tiene que pagar sobreprecios para tener espacios para la venta e intercambio de productos y semillas


9

Realizar una campaña de policultivo y difusión de la siembra del maíz de las regiones nacionales


10

Defensa del precio de la tortilla y los alimentos básicos


11

Integrar a los medianos y pequeños productores de alimentos en asociaciones para proyectos de producción con el gobierno en beneficio de sus localidades


12

Fomento al intercambio de producción cooperativa orgánica


13

Promover la creación de cooperativas productoras en campos y ciudades, así como redes de intercambio de productos y semillas nativas


14

Sustitución de productos agroquímicos por orgánicos


15

Transición a la agroecología en la matriz productiva


16

Establecer un intercambio igualitario y justo de alimentos orgánicos con los países en los que el gobierno mexicano firmó los tratados comerciales


17

Reactivación del campo. Convocar a campesinos y profesionistas, para desarrollar programas acordes a las características específicas que enfrenta el campo mexicano


18

Rescatar los mercados y tianguis promoviendo la democratización de sus órganos de dirección, para liberarles de estructuras corporativas y clientelares

1 Comment

  1. Jorge Castillo Morales dice:

    Considero que sería absolutamente necesario incorporar en éste Proyecto de Nación 2024-2030, el tema relativo a un sistema integral de financiamiento a los productores rurales, como una palanca del desarrollo en ese ámbito, y considerando la ausencia de una banca de desarrollo que verdaderamente apoye la actividad productiva rural y coadyuve a la soberanía alimentaria. El principal objetivo sería el otorgamiento del crédito rural de forma ágil, oportuna y suficiente. Dicho sistema estaría vinculado a los nuevos instrumentos de política económica y social que ya opera el Gobierno Federal, como el Banco del Bienestar, la Financiera del Bienestar, así como los diversos programas de apoyo al campo. La población objetivo serían todos los beneficiarios de dichos programas que contribuyen a la autosuficiencia alimentaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *