8. Educación para la revolución de las conciencias

Para transformar a México en un país en el cual la democracia participativa sea una realidad, es indispensable establecer una relación pedagógica entre pueblo y gobierno, esa relación pedagógica tiene un pilar en la escuela y en la formación que en ella se genera. El gobierno de la Cuarta Transformación ha iniciado con la propuesta de la Nueva Escuela Mexicana, y operativamente con el Marco Curricular y Plan de Estudios 2022 de la Educación Básica Mexicana, que es una obra compleja, creativa y por supuesto inacabada como todo lo que es verdaderamente humano. En el Marco Curricular se reconoce que es en la escuela donde se construye lo común a través del reconocimiento de la diversidad. Además, se ha avanzado en la propuesta de trabajar con proyectos integradores. Sin embargo, les falta una mayor relación del sistema escolar con la vida y el trabajo para que el nuevo modelo educativo no se quede como un mero ejercicio académico. Es importante retomar la gran herencia de la Escuela de la Acción, que realiza un trabajo escolar a partir de proyectos que identificaban contenidos curriculares involucrados en distintos campos productivos y que fue una inspiración para la Educación socialista en la época posrevolucionaria de México.

 

  • Impulsar un nuevo proyecto de educación básica al servicio del desarrollo social, equitativo y democrático y que esté a la altura de la revolución científico-tecnológica actual.
  • Establecimiento de un sistema educativo para la concientización y la acción retomando las propuestas y las experiencias educativas de los movimientos magisteriales democráticos.
  • Educación feminista, antipatriarcal y no-sexista.
  • Garantizar plenamente los derechos laborales y sindicales del magisterio nacional, por medio de la derogación del Apartado B del Artículo 123 Constitucional.
  • Reinstalación de las escuelas de tiempo completo.
  • Fortalecer la educación bilingüe en idiomas originarias.
  • Crear cooperativas, huertos escolares en las escuelas rurales y talleres en las urbanas.
  • Fortalecimiento de los sistemas de educación normalista en todo el país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *